Ir al contenido principal

mi alma en el ocaso

y ver..y sentir..que al poniente el sol despliega su halo de luz, tal vez, el último de hoy. Pero, mientras se va tras la cortina que es esa montaña, el valle…me invita a seguir mirando. Y escucho…la corriente del arroyo que fue, que mermó, día tras día, hasta ser no más que un charco. Qué ridículo me parece hoy y sin embargo…qué lleno de vida.
Larvas, zapateros, ranas, y otros cuyo nombre desconozco..hasta la líbelula lo ha visitado por un instante.

Sigue poniéndose el sol, pero no deja de haber vida. A mi alrededor todo se torna anaranjado, y en este despliegue de sensaciones un murciélago llama mi atención. Va y viene, junto a la farola… que al fin iluminó la calleja estrecha. No ve, pero no le falta nada. Una farola, y la tiene. Como yo, hoy, tengo esta inmensidad. Y me siento tan pequeña…

pequeño charco-
la libélula se ha posado
por un instante.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Ma y Engawa

Hoy he estado leyendo sobre los principios que rigen la cultura japonesa. Descubro con emoción que la dualidad es un contínuo y que está cercano a la religión/filosofía Taoista y pese a estar alejados de la cultura occidental son sin embargo claramente definibles.

Dualidad y espacio.Armonía, de la cual ya hemos hablado. Un universo como sistema interrelacionado en constante cambio.Los sentidos y los sentimientos son puertas de la percepción, por las que el espiritu liberado vuela.La Naturaleza a la que se acepta como modelo de sabiduría.


El “vacío”, contrariamente a las culturas occidentales, los aspectos considerados negativos como el vacío, la oscuridad, el no ser…para la cultura oriental ha desempeñado un papel decisivo. El vacío es más importante que lo lleno. La realidad de una habitación está en su espacio libre y no en los techos y muros, es ahí donde se da el movimiento, en el cual se encuentra lo intangible, los fenómenos psicológicos, las vivencias etc. Para explicar mejor …

kakekotoba 掛詞

Una peculiaridad más de la poesía tradicional japonesa:

kakekotoba 掛詞Recientemente en un taller de haiku alguien hacía el comentario sobre el uso del kakekotoba en un haiku. Como no es muy conocido el término hoy me dispongo a hacerlo un poco más asequible.
Tanto en inglés como en castellano se le traduce como “verso pivote”. Pero kakekotoba es más que eso.
Teniendo en cuenta que tradicionalmente en poesía el japonés gustaba del juego de palabras, retruécanos y demás alardes literarios, kakekotoba en el haiku no tendría por qué extrañarnos.
El kakekotoba invita a crear inusitadas simbiosis verbales, amalgamas de nombres y formas como variaciones de un caleidoscopio.
Según Haroldo de Campos:
se trata de un recurso de compresión semántica y ambigüedad poética, algo como la “palabra –valija o maletín” de lewis Carrol o Joyce.
Así, matsubara significa “pino” (matsu , pino; bara, campo), pero al mismo tiempo matsu es un verbo con la acepción de esperar.